Si una vinoteca, armario de vinos o cava de vinos comienza a oler a quemado, apáguelo inmediatamente ya que puede ser debido a un sobrecalentamiento del compresor o un problema en algún circuito electrónico.

Las vinotecas disponen de sistemas para extraer el aire y ventilas los componentes que es necesario refrigerar para evitar problemas.

Si su vinoteca comienza a oler a quemado, puede deberse a que no ha respetado los tiempos de mantenimiento o ha que algún componente electrónico está desvalorizado y si no la desconecta de inmediato puede dañarla irreversiblemente.

Lo mejor para prevenir este tipo de averías es realizar mantenimientos regulares.

Si quiere que su vinoteca deje de oler a quemado…

Deja un comentario