Este es uno de los problemas mas molestos que se pueden dar en las vinotecas.

Debemos distinguir si el mal olor procede del interior o el exterior de la vinoteca.

En el interior puede deberse a varios motivos. Por un lado puede que se estén descomponiendo restos orgánicos dentro de la vinoteca procedentes de alguna botella que haya goteado o algún insecto que se colara en algún momento que estuviera abierta.

También existen algunas vinotecas (sobre todo las de gran formato) que disponen de filtro antiolores, y si se ha excedido su ciclo de vida, no hará correctamente su trabajo.

También existe la posibilidad de que el olor provenga del evaporador, que no drene correctamente y debido a la humedad que se adhiere al mismo, existan hongos que cuando se secan producen olores. Para ello existen unos productos que lo evitan.

Como último caso, puede deberse a una fuga de gas refrigerante en la parte interior de la vinoteca. Los gases, aún en pequeñas cantidades, son muy olorosos.

Si el olor procede del exterior de la vinoteca puede deberse a casos similares a los interiores, sobre todo una fuga de refrigerante o la descomposición de algún material orgánico.

Lo mejor para prevenir este tipo de averías es realizar mantenimientos regulares.

Si quiere que su vinoteca deje de oler mal…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.