En este caso hablamos de un síntoma, mas que de una avería propiamente dicha. Aunque como norma general, acaba derivando en una avería mayor.

Este síntoma, se puede producir, como en anteriores casos, por diversos motivos.

También depende del tipo de tecnología refrigerante que emplee nuestra vinoteca.

En esencia, el hielo se forma en la evaporadora de la vinoteca (la parte mas fría), por adicción del vapor de agua (contenido en el aire) sobre su superficie. Por lo tanto, si la vinoteca se encuentra perfectamente hermética, no hay aporte nuevo de vapor por lo que no llegaría a formarse hielo.

Uno de los casos mas frecuentes (que tampoco implica que no existan mas), es una rotura de la goma de la puerta o cualquier tipo de abertura que suministre aire renovado. También sucede cuando hay una apertura de la puerta con mucha frecuencia, renovando así casi la totalidad del cubicaje de aire con cada apertura.

Otro caso que nos encontramos con cierta asiduidad es un desajuste del termostato, ya sea mecánico, bimetálico, manual o electrónico (PTC ó NTC).

El resultado final de este desajuste es que no abre (o cierre, según se trate) el circuito en el momento adecuado, dejando actuar durante mas tiempo el sistema refrigerador de lo debido.

Otra posible avería es en los sistemas de alta intensidad, comandados por relés, que estos se queden pegados, no abriendo el circuito cuando debe.

En el caso de las vinotecas por compresión, se pueden también producir bloques de hielo en el interior de la misma, concretamente en la parte alta de la evaporadora, donde se encuentra el final del capilar, lugar donde se evapora el gas y pasa de estado líquido a gaseoso, con motivo de una baja cantidad de partículas refrigerantes en el circuito hermético. En este caso, al ser pocas las partículas de refrigerante, la evaporación se realiza solo en la primera parte de la evaporadora, impidiendo que se enfríe por completo su superficie y concentrando todo el frío en un único punto, bajando mucho la temperatura en esa parte y produciendo hielo o escarcha.

Por último, esta avería se podría producir también por una rotura del circuito de control del frío que impidiera que se realizara correctamente el ciclo de desescarche o simplemente no haciendo actuar el sistema refrigerador en los tiempos programados.

Si quiere que su vinoteca deje de hacer hielo…

2 Comentarios

  1. La pared de la vinoteca está llena de hielo (posiblemente porque la he tenido a temperatura muy baja). ¿Como puedo quitar el hielo sin provocar “charcos” en la cocina ?. Porque tengo la impresión, que la vinoteca no dispone de receptor de descongalación.

    • Buenas tardes Josep.

      La vinoteca no debería hacer hielo en su parte trasera (evaporadora) en ningún momento, ni siquiera con motivo de poner el termostato muy bajo).

      Si esto se produce, se debe a que en el proceso de cambio de estado de la materia de liquido a gaseoso, comúnmente conocido como vaporización, se produce en un lugar muy temprano de la evaporadora, concentrándose toda su propiedad frigorífica en esta parte y produciendo, por consiguiente, hielo.

      Otro motivo puede ser la falta de hermeticidad de la cámara de la vinoteca, produciéndose un constante aporte de humedad y resultando en una condensación excesiva en la evaporadora.

      Como último supuesto, aunque el menos probable ya que no nos ha indicado ninguna reparación pretérita, sería la de un exceso de moléculas refrigerantes en el circuito de frío.

      En lo referente al receptor de descongelación, depende de la vinoteca, muchas lo tienen (casi la mayoría). En caso de no tenerlo, basta con dejar una bayeta al fondo que la vinoteca y escurrirla de tanto en tanto.

      Lo mejor es que lo vea un técnico para determinar el problema real por el que condensa tanta humedad.

      Esperamos haberle sido de ayuda.

      Un saludo.

Deja un comentario